El yoga

El YOGA es una de las 6 escuelas clásicas reconocidas por la tradición hindú. Es aceptada unánimemente por las otras 5 como sistema práctico para la autorrealización del ser.

El HINDUISMO del que procede es un conjunto de creencias milenarias o leyes eternas (sanatana dharma) que conforman una manera de entender la vida. Gnósticos, ateos, politeístas, panteístas, deístas y teístas enriquecen una visión del mundo plural y abierta; lo más parecido a lo que en Occidente se ha llamado FILOSOFÍA PERENNE.

El término Filosofía Perenne fue acuñado por primera vez en el siglo XVI por el humanista italiano Agostino Steuco y recogido y ampliado en el siglo XVII por el filósofo, matemático y jurista alemán Gottfried Leibniz. En 1945 este término fue popularizado por el escritor inglés afincado en Estados Unidos Aldous Huxley a través de la publicación de un libro del mismo título.

La Filosofía Perenne sugiere la existencia de un conjunto universal de verdades y valores comunes a todos los pueblos, culturas y corrientes místicas de todos los tiempos.

Yoga moderno

Actualmente existen un número incalculable de escuelas con enfoques diferentes del yoga.

Las primeras definiciones escritas de las principales técnicas de Hatha yoga usadas en la actualidad provienen del Hatha Yoga Pradipika (siglo XIV). Originalmente las asanas hacían referencia a unas pocas posturas sentadas de meditación. Más tarde, en el siglo XVII, el Gheranda Samhita amplía este concepto y describe 32 posturas.

La mayoría de posturas que conocemos no tienen más de 150 años y han sido especialmente diseñadas para los occidentales. El yoga del siglo XXI ha entrado en el sistema de marcas registradas y franquicias que demanda el mercado de consumo global.

La relación de confianza y respeto entre profesor y alumno es la base de toda buena enseñanza. Antiguamente no sólo los alumnos elegían a sus maestros sino que los maestros también elegían a sus alumnos.

Yoga y yogas

Yoga define un estado mental estable, un estado unificado de consciencia. A las diferentes sendas que nos llevan gradualmente a este nivel de entendimiento sutil las llamamos yogas.

El yoga integral define la práctica simultánea de las diferentes sendas del yoga en el marco de la evolución de las capacidades humanas.
Las principales sendas que contemplamos son:

El Hatha yoga o yoga psicofísico. Es el más conocido en Occidente por su valor terapéutico. Las posturas, las técnicas respiratorias y de relajación equilibran los aspectos mentales y físicos del individuo. Los ejercicios del Hatha yoga adecúan nuestro cuerpo físico y energético para entrar gradualmente en prácticas de concentración y meditación más profundas.

El Raja yoga o yoga mental nos proporciona las herramientas para indagar conscientemente en los procesos inconscientes de nuestra psique y en la naturaleza de la mente. Los efectos positivos de la práctica meditativa y las técnicas de concentración son muchos, profundos y actualmente están extensamente documentados.

Las técnicas del Tantra yoga toman la vía sensorial como camino de conocimiento y trascendencia. Canalizan el potencial creativo de la polaridad básica de la existencia hacia la unidad del ser. Buscan el despertar de la energía dormida en la materia para usarla como “trampolín” a estados ampliados de consciencia.

El Gnana yoga o yoga del conocimiento nos invita a tomar conciencia de las categorías mentales a través de las cuales vemos el mundo y de esta forma nos expone a los procesos de conocimiento humano. Reflexionar en los principios universales revelados por la intuición trasciende nuestra limitada visión del mundo.

El Karma yoga o yoga de la acción desinteresada nos propone aceptar nuestro cometido en el mundo y desarrollarlo sin apego o rechazo. De esta manera actuamos más allá de nuestro propio provecho y en relación a un bien mayor. La ley de causa y efecto determina el resultado de nuestras acciones, no tanto por lo que hacemos sino por cómo lo hacemos.

El Bhakti Yoga o yoga devocional facilita la experiencia extática como forma de trascendencia y conocimiento del ser. Normalmente se asocia con el sentimiento religioso y el cultivo del amor trascendente. El poeta que desvela y nutre los mundos del alma a través de su arte es un bhakti yogui. Aquél que ve en todo un reflejo de lo sutil es un bhakti yogui. A quien se entrega y confía en la energía que sustenta los diferentes mundos, se le desvela el sentido de la vida.

El Yoga integral

También llamado Purna yoga o yoga completo se asocia fundamentalmente con las enseñanzas de uno de los pensadores y poetas indios más brillantes de todos los tiempos, Sri Aurobindo Ghose (1872-1950). Elabora un yoga integral que sintetiza elementos de la tradición especulativa védica, la cosmovisión tántrica y el pensamiento occidental. Considera al ser humano no como un ser terminado sino como un ser en transición, la continuación del proceso evolutivo de la naturaleza.

En 1934 el psicólogo indio Indra Sen impactado por la visión integradora de Aurobindo Ghose desarrolla el concepto de psicología integral como disciplina académica. El filósofo bengalí Haridas Chaudhuri recoge esas ideas en la Academia Americana de Estudios Asiáticos de San Francisco de la que emergerá posteriormente el Instituto Californiano de Estudios Integrales. En el año 1964 Haridas Chauduri publica un libro esencial llamado Yoga integral donde desarrolla ideas conciliadoras entre el humanismo occidental y el misticismo oriental. En 1990 el indólogo George Feuerstein, considerado como una autoridad viva del yoga en Occidente, define esta obra como una síntesis de los principales métodos de meditación practicados en India y un ejemplo encomiable de aplicación de la sabiduría perenne a la vida diaria.

En Occidente la influencia de sus ideas no ha dejado de extenderse a lo largo de todo el siglo XX. Desde el conocido compositor de música contemporánea Stockhausen hasta la figura más destacada de la psicología integral y transpersonal Ken Wilder, muchos han sido las personalidades destacadas que han sido marcados por la obra de Aurobindo Ghose.

Esta tendencia de integración del pensamiento antiguo y moderno también podemos observarla en el científico Frijof Capra que por primera vez en 1975 expone los paralelismos entre la Física moderna y el Misticismo oriental. Entre la comunidad científica hoy en día son muchas las personas que defienden una visión integradora de conocimientos. Aubindo Ghose se adelantó a su tiempo.

Muchas corrientes de yoga Integral no siguen estrictamente los planteamientos originales de Sri Aurobindo. Sin embargo, su lectura nos inspira para desarrollar un yoga multidisciplinar que pueda ser adaptado a las circunstancias que nos toca vivir.