Yoga y yogas

Yoga define un estado mental estable y unificado de conciencia. A las diferentes sendas que nos llevan gradualmente a este entendimiento sutil, ampliado y natural, también las llamamos yogas.

El yoga integral define la práctica simultánea e inevitable de las diferentes sendas del yoga en el marco de la evolución de las capacidades humanas. El yoga integral que practicamos es de orientación terapéutica. Esto quiere decir que tiene como objetivo aliviar y prevenir el dolor entendiendo su origen y funcionamiento. Para ello se utilizan herramientas provenientes de diferentes tipos y estilos de yoga.

El yoga clásico va asociado historicamente al desarrollo del Raja yoga o yoga mental, lo que conocemos como meditación. Nos proporciona las herramientas para indagar conscientemente en los procesos inconscientes de nuestra psique y en la naturaleza de la mente. Los efectos positivos de la práctica meditativa y las técnicas de concentración son muchos, profundos y actualmente están extensamente documentados. Por definición, el yoga clásico va ligado al conocimiento y práctica de sus orientaciones éticas.

El Hatha yoga o yoga psicofísico es el más extendido en Occidente. Se desarrolla en el seno de la heterodoxia tántrica. Toma al cuerpo como soporte de la experiencia transpersonal y canaliza de forma sistemática su energía para la recuperación, desarrollo y ampliación de nuestras capacidades. Las ásanas, las técnicas respiratorias y los ejercicios de activación y relajación muscular reajustan nuestro cuerpo y mente para acceder gradualmente a experiencias de concentración y meditación más internas.

El Gnana yoga o yoga del conocimiento Se centra en el estudio y en la influencia que tienen los procesos de conocimiento humanos en nuestra experiencia de la realidad. Nos expone a nuestras limitaciones y capacidades, como individuos y como especie, y nos invita a elaborar una narrativa coherente de nuestros puntos de vista (o dárshanas).

El Bhakti yoga (yoga devocional) y el Karma yoga (yoga de la acción) son dos sendas clásicas que nos recuerdan la inevitable y gradual convergencia de la manera de sentir y de actuar en los procesos de autodescubrimiento y desarrollo personal. El ser humano es parte interactiva de su mundo interno y externo; éstos se transforman y se perciben de manera diferente en la medida que la persona cambia y evoluciona.

Yoga moderno

El yoga es una de las seis escuelas de conocimiento clásicas reconocidas por la tradición hindú y la única que es transversal a todas ellas. El hinduismo recoge una visión del mundo que ha sido asociada con la llamada "filosofía perenne". Este término fue acuñado por primera vez en el S.XVI por el humanista Agostino Steuco y recogido y ampliado en el S.XVII por el filósofo y jurista Gottfried Leibniz. En 1945 este término fue popularizado por el escritor Aldous Huxley a través de un libro del mismo título. La Filosofía Perenne sugiere la existencia de un conjunto universal de verdades y valores comunes a todos los pueblos, culturas y corrientes místicas de todos los tiempos.

Actualmente existen un número incalculable de escuelas con enfoques diferentes del yoga. Si bien es cierto que los yogas aeróbicos parecen ser más mediaticos y las técnicas de meditación parecen desligarse del yoga, lo cierto es que los practicantes y profesores de yoga cada vez tenemos más conocimientos y experiencia. Somos nostros quienes hacemos que el mundo del yoga evolucione de forma responsable hacia la calidad y la flexibilidad de planteamientos.

Originalmente las asanas hacían referencia a unas pocas posturas sentadas de meditación; hablamos de la primera sistematización del yoga aparecida en los Yoga sutras de Patánjali (S.II a.C-s.VI d.C). Las primeras definiciones escritas de las principales técnicas de Hatha yoga usadas en la actualidad provienen del Hatha Yoga Pradipika (siglo XIV) y del Gheranda Samhita ( XVII). A parte de las 32 ásanas originales recogidas en estos textos, la mayoría de asanas que conocemos, no tienen más de 150 años y han sido especialmente diseñadas y por diferentes motivos en relación a los occidentales.

Aunque el yoga del siglo XXI ha entrado en el mercado de la oferta y la demanda del consumo global de marcas registradas y franquicias, el estudio y la práctica del yoga evoluciona en paralelo de manera científica y experimental. El número de artículos académicos que se publican cada año al respecto de los valores terapéuticos del yoga supera con creces la capacidad de lectura de cualquier especialista en yoga.

En la práctica de yoga lo que no cambia es la necesaria relación de confianza y respeto entre profesor y alumno que se establece como base de toda buena enseñanza. Antiguamente los maestros elegían a sus alumnos por sus cualidades. En la actualidad todos podemos beneficiarnos de una práctica responsable, madura y adaptada a nuestras necesidades.

El Yoga integral

También llamado Purna yoga o yoga completo se asocia por un lado con un texto clásico de la literatura universal, la Bhagavad Gita (S. VI-II a.C.) y por otro con los planteamientos renovados de uno de los pensadores y poetas indios más brillantes de todos los tiempos, Sri Aurobindo Ghose (1872-1950). Aurobindo elabora un yoga integral que sintetiza elementos de la tradición especulativa védica, la cosmovisión tántrica y el pensamiento occidental. Considera al ser humano no como un ser terminado sino en evolución, y al yoga, como la herramienta que favorece esta evolución.

En occicdente sus ideas han influido a intelectuales tan diversos e importantes como Mircea Eliade, Paul Brunton, René Guenón, Haridas Chaudhuri, Frederic Spiegelberg, Stockhausen, John Cage, Jean Gebser, Irwin Thompson, Michael Murphy, Ken Wilber, Andrew Harvey, Satprem, Indra Sem, etc..

De todos ellos queremos destacar la labor del psicólogo, escritor y educador Indra Sen, fundador de la psicología integral como disciplina académica y la del filósofo bengalí Haridas Chaudhuri, fundador de la Academia Americana de Estudios Asiáticos de San Francisco, de la que emergerá posteriormente el Instituto Californiano de Estudios Integrales. De su trabajo dice George Feuerstein (autoridad viva del yoga en Occidente) que es una síntesis de los principales métodos de meditación practicados en India y un ejemplo encomiable de aplicación de la sabiduría perenne a la vida diaria.

Destacamos también el trabajo del especialista en religiones asiáticas Frederic Spiegelberg, que participó activamente en la fundación del Instituto Esalen junto a Michael Murphy y Dick Price. Este centro de referencia y desarrollo de la contracultura de los años 60, se convertiría posteriormente en residencia y lugar de trabajo para psicólogos tan relevantes para occidente como Abrahan Maslow, uno de los máximos exponentes de la psicologia humanista y Fritz Perls, creador de la terapia Guestalt .

Queremos terminar mencionando que entre la comunidad científica son muchas las personas que defienden una visión integradora de conocimientos. Desde que en 1975 el físico Frijof Capra expusiera los paralelismos entre la física moderna y el misticismo oriental, han sido muchos los autores que se han hecho eco de esta relación y se han inspirado en ella para sus investigaciones.

Aunque muchas corrientes del yoga Integral no siguen estrictamente los planteamientos originales de Sri Aurobindo, sin embargo, su pensamiento sigue inspirando a muchos colectivos, entre los que nos incluimos, para desarrollar un yoga integral e integrador adaptado a cada momento histórico.